Primavera de Fraternidad

En abril del año 1800, Beethoven fue invitado por la familia Brunsvick a pasar una temporada en su maravillosa casa de campo cerca de Viena. Allí encontró la inspiración para armar la Sonata para violín y piano en Fa Mayor op. 24. Conocida posteriormente como Primavera, esta obra suscita la atmósfera cálida y evoca el brote de la naturaleza y el estallido de la luz, transmitiendo sentimientos de alegría y melancolía propios de la música romántica.

Cuando los pastos del hemisferio norte se visten de púrpura, el astro rey luce con más intensidad y el día comienza a retrasar el crepúsculo, A Kiss for All the World hace más consciente que nunca su vocación de llevar esperanza y gozo a la humanidad desconsolada que anhela la semilla de un nuevo e ilusionado reverdecer. Aprilis, mes de apertura de las flores en el calendario romano, representa una llamada a desbrozar dificultades, allanar caminos y descubrir al prójimo, especialmente necesitado.

Despedíamos el año 2016 con el anticipo de nuevos destinos -Chile, México, Jordania o República Democrática del Congo- donde próximamente se hará presente el mensaje imperecedero y trascendente de la Novena Sinfonía. Tras un invierno de afanosa y callada labor, el equipo comandado por Íñigo Pirfano embarcará flautas, violas y violines con el objetivo de barnizar las almas afligidas con un humilde mensaje de aliento y júbilo.

Con el soporte de una incalculable colaboración, A Kiss for All the World podrá emerger como la primavera -primer verdor- alimentada por los rayos de sol que ensanchan el día y caldean el alma. Sin duda será puntual al equinoccio de rejuvenecimiento, renovación y resurrección donde desgraciadamente la guerra, el hambre, la injusticia y las calamidades no encuentran deshielo.

Beethoven, en su retiro primaveral de Brunsvick, ya meditaba una gran obra en la que musicalizar el evocador poema de Friedrich Schiller. La Sonata dedicada al conde Moritz von Fries no fue sino el anticipo de la majestuosa Novena Sinfonía que, interpretada siglos después por A Kiss for All The World, sostiene los corazones de toda la humanidad con un perenne y cálido abril de amistad y fraternidad.

Fernando Lallana

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario