Nuestros embajadores: Jacob Bendahan

Jacob-Bendahan

En A Kiss for all the World nos enorgullece presentaros a la variopinta familia que componen nuestros embajadores. Reconocidas figuras de la cultura, la comunicación y la empresa que con sus diferentes destrezas y talentos constituyen un expresivo retrato de la riqueza inherente a la comunidad humana. Su diversidad no sólo contribuye a engrandecer este proyecto, también es un reflejo de la multiplicidad de sensibilidades que A Kiss for all the World aspira a conciliar a través de la música. En calidad de embajadores, nuestros compañeros de viaje son representantes de esa otra gran familia a la que todos pertenecemos, sin exclusiones. A ella, a la Humanidad, dirigimos el beso musical que da nombre este proyecto y que dedicamos, con redoblado afecto, a nuestros hermanos y hermanas olvidados. A ellos, con nuestros embajadores, con la imperecedera Novena de Beethoven, venimos a recordarles que no están solos.

 

Jacob Bendahan es el hombre detrás de algunas de las marcas más prestigiosas del mundo de la moda y la belleza en nuestro país. Como director de la agencia de comunicación y RRPP Comcepto-Comunicación, Bendahan es el responsable de idear la fórmula con la que empresas tan reconocidas como Elisabeth Arden, Audemars Piguet o John Varvatos se relacionan con su público. Quienes lo conocen saben que este creador de imagen es un melómano empedernido. Sus años de formación musical al piano, no solo han afinado su oído. También su conciencia social. ¡Bienvenido!

P: ¿Qué te mueve a apoyar A Kiss for all the World?

R: Mi pasión por la música clásica vocal e instrumental, me lleva a sentirme inmediatamente unido a cualquier acción en favor de su difusión. Tengo el pleno convencimiento de que la música es el lenguaje más unificador que pueda existir.

¿Qué crees que hace a este proyecto diferente de otras iniciativas solidarias?

A Kiss for all the World es la iniciativa más novedosa que he visto desde hace mucho tiempo. La promoción de acciones en favor de aportaciones materiales son todas plausibles y encomiables; sin embargo, nunca había sabido de un proyecto que quisiera dar “alimento espiritual”. Esto, lejos de ser una frivolidad, es en mi opinión esencial para dignificar al ser humano. Cualquiera que sea su situación en la vida.

¿Crees que la música puede mejorar la vida de las personas?

La música es un idioma universal a través del cual pueden converger los espíritus más dispares. No tengo dudas de que una experiencia musical como la que ofrece la Novena Sinfonía de Beethoven ha de suponer, para quien nunca la haya escuchado, un antes y un después en su vida.

¿Animarías a otras personas a participar en A Kiss for all the World?

Sería maravilloso que mucha más gente, tanto de España como del resto del mundo, quisiera sumarse a esta iniciativa. De hecho, desde que he tenido conocimiento de la puesta en marcha del proyecto no he hecho más que tratar de involucrar al máximo número de personas. Unirse a una acción de este tipo puede ayudar a remover conciencias y hasta acercar posiciones encontradas. El poder emocional de la Música me parece infinito.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario