Nuestro papel en Panamá

Después del periplo por tierras colombianas y las emociones vividas durante los conciertos en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo y en el Teatro Real de Madrid (éste con carácter benéfico), A Kiss for All The World se dispone a hacer de nuevo las maletas y proyectar su misión hacia un nuevo destino en el mundo. En su vocación de regalar alegría y esperanza a quienes más lo necesitan, las deliciosas notas de la Novena de Beethoven descenderán próximamente, coincidiendo con el inicio de la época de precipitaciones, en forma de dadivosa lluvia sobre Panamá.

Serán tres los conciertos que se celebren en la emblemática y maravillosa ciudad donde las aguas del Atlántico y el Pacífico se estrechan la mano. El primero, el 11 de mayo, tendrá lugar en el Hospital Oncológico de Panamá, dirigido a pacientes que afrontan la enérgica batalla contra una desdichada enfermedad, a sus familiares y facultativos. La Oda a la Alegría de Beethoven pretende convertirse en metáfora de la vocación armoniosa de la ciudad centroamericana y servir de conducto por el que fluya un amoroso torrente de fraternidad y confianza sobre estos corazones sufrientes.

Hospital Oncológico de Panamá(Hospital Oncológico de Panamá)

Los otros dos conciertos se abrirán al ámbito universitario. En el Domo de la Universidad de Panamá el 12 de mayo y, al día siguiente, en un escenario muy especial: el Ateneo de la Ciudad del Saber. Este emplazamiento, situado sobre los terrenos de la antigua base militar estadounidense antes del traspaso del Canal en 1999, alberga hoy una pujante comunidad internacional donde la colaboración empresarial, académica y científica tiene como horizonte un desarrollo más humano y sostenible, basado en el conocimiento.

A ambos eventos están convocados diversos colectivos de niños y jóvenes estudiantes que tienen el rasgo compartido de pertenecer a estratos desfavorecidos. Con ello, A Kiss for All The World pretende invitar a estos muchachos a realzar lo mejor de ellos mismos y a estimular su interés en la universal belleza de lo intangible a través del fecundo itinerario del saber y el conocer. Los conciertos les servirán de acicate para no perder de vista que la ciencia siempre debe estar al servicio del hombre. Para inspirarles el deseo de no quedar atrapados en el espejismo del bienestar material y alzar la mirada para ser los protagonistas, en un futuro no muy lejano, de un mundo acorde con la esencia y dignidad del ser humano, que a todos nos hace semejantes.

Ateneo Ciudad del Saber(Ateneo de la Ciudad del Saber)

Y la música es, quizá, el mejor icono para mostrar el valor de lo que aparentemente carece de utilidad material. Se trata de un regalo que dignifica a todos por igual, superando las exclusas de lo convencional en términos socioeconómicos y culturales. Es precisamente en la ausencia de despiadado pragmatismo y utilitarismo donde el ser humano es capaz de elevarse a su máxima categoría. Como sentencia el filósofo y profesor italiano Nuccio Ordine, “Si dejamos morir lo gratuito, si renunciamos a la fuerza generadora de lo inútil, si escuchamos únicamente el mortífero canto de sirenas que nos impele a perseguir el beneficio, sólo seremos capaces de producir una colectividad enferma y sin memoria que, extraviada, acabará por perder el sentido de sí misma y de la vida. Y en ese momento, cuando la desertificación del espíritu nos haya ya agostado, será en verdad difícil imaginar que el ignorante homo sapiens pueda desempeñar todavía un papel en la tarea de hacer más humana la humanidad”.

Estamos convencidos de que la Novena Sinfonía interpretada por la Orquesta Sinfónica Nacional de Panamá y el Coro de su Universidad hará germinar en el alma de todos nuestros anfitriones panameños la valentía y la entereza necesarias para afrontar las desafiantes realidades, en forma de enfermedad o dificultades económicas, que actualmente les toca vivir. El abrazo amoroso de los acordes que fluirán de la batuta de Íñigo Pirfano testimoniará que no están solos y les recordará que, después de la lluvia, el sol benefactor que todo lo irradia siempre cumple con la cita de desplegar su efecto balsámico y renovador. En el cumplimiento de esta encomiable y ética finalidad consistirá el ambicioso papel de A Kiss for all the World en Panamá.

Fernando Lallana.

“Pule tu inspiración que es un gran bloque,

y verás cómo salta a cada choque

del cincel un reguero rutilante,

y haz de tu verso de oro una sortija

en donde irradie transparente y fija,

la idea como un nítido brillante”

Ricardo Miró, poeta panameño (1883-1940)

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario