Conciertos de oro en Lima

Tres son las coronas de oro esculpidas bajo fondo celeste en el escudo de armas de la ciudad de Lima y abrazadas por una orla con la leyenda Hoc signum vere regum est, presidida por las iniciales I y K en alusión a la reina Juana de Castilla y el emperador Carlos.

Casualmente, o quizá no, tres serán los conciertos que A Kiss for All the World, en hermanamiento con la Sinfónica Nacional de Perú, interpretará en su próxima visita a la hermosa capital sudamericana. Después de las maravillosas experiencias vividas en Bogotá y Panamá, la ciudad de Lima abre sus puertas para prolongar este milagro vestido de peregrinación musical a lo ancho y largo del mundo. Espoleado por la ferviente bienvenida prevista, el providente proyecto trazado por Íñigo Pirfano volverá a derramar sobre el ser humano, especialmente el más desfavorecido, un mensaje de júbilo, fraternidad y esperanza.

La cita en Lima comenzará el martes 28 de junio, cuando la música resuene en el Hospital de Salud Mental “Larco Herrera”, institución de atención y rehabilitación para adultos, niños y adolescentes. Será ocasión para envolver a estas personas sufrientes en un entrañable abrazo cargado de afecto y predilección.Larco Herrera 2Hospital de Salud Mental Larco Herrera

Al día siguiente, nuestros músicos insuflarán una bocanada de desbordante alegría en el puericultorio y albergue de niños, niñas y adolescentes más grande de América Latina. Allí, más de trescientos menores reciben vivienda, alimentación, salud y educación. Cuando el doctor Pérez Araníbar, quien da nombre al centro, se embarcó en esta gran obra para atender a niños pobres de Lima, su deseo fue alejarlos de la exclusión e integrarlos en la sociedad. A Kiss for All the World tendrá el privilegio de actualizar sus dadivosos auspicios y poner un granito de arena para que, varias décadas después, su sueño pueda seguir cumpliéndose.

Puericultorio 3Puericultorio Pérez Araníbar

Por último, el viernes 1 de julio, armados de flautas, violines, violonchelos, contrabajos y un rotundo mensaje de dignidad impreso en las pupilas, pisaremos la prisión de Ancón. Allí,  A Kiss for All the World tratará de depositar en los corazones de los internos -desde la humildad y profunda reverencia- rescoldos de verdadera libertad interior.

Ancón 2Centro Penitenciario de Ancón

En definitiva, tres conciertos en tres lugares donde habita la aflicción que sacude el espíritu y conmueve el alma. Donde el honor del ser humano necesita ser restaurado y enaltecido. Tres votos de esperanza elevados al Eterno y esculpidos en el celeste azul del firmamento peruano brillarán en unos días como lo harán para siempre tres coronas de oro en el escudo de armas de A Kiss for All the World en memoria de su estancia en la querida y hermana ciudad de Lima.

“¡Somos libres! ¡seámoslo siempre! / Y antes niegue sus luces el sol,

que faltemos al voto solemne / que la patria al Eterno elevó”.

(Fragmento del Himno Nacional de Perú)

Fernando Lallana

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario